Saltar a contenido

Comercio justo

Apuesta por un producto de calidad y un modelo económico que nos asegura que el trabajo de las personas productoras se basa en unas condiciones y una remuneración dignas.

El comercio justo, es un sistema comercial que se basa en unas relaciones justas, respetuosas y equitativas entre las personas productoras y las personas consumidoras. Un sistema comercial donde priman las relaciones humanas sobre las relaciones económicas, lo que hace posible que las dos partes ganen: la población consumidora accede a productos y artículos de calidad y las poblaciones productoras mejoran sus condiciones de vida.

Dentro de las posibilidades que tenemos los ciudadanos y ciudadanas de cambiar las cosas, podemos destacar nuestra gran fuerza como personas consumidoras, por lo que la difusión del comercio justo y el consumo responsable es una forma de dar cauce a la participación de la ciudadanía en la transformación social, mediante sus hábitos de consumo de cada día.

Nuestra visión

En medicusmundi defendemos la idea de un mundo que prioriza a las personas por encima de la economía.

Al consumir comercio justo, no sólo estamos apostando por un producto de calidad, sino también por un modelo económico que nos asegura que el trabajo de las personas productoras está dignamente remunerado, que tienen unas condiciones de trabajo dignas, que no ha habido explotación infantil, que durante el proceso productivo se ha respetado el medio ambiente y que mujeres y hombres han recibido el mismo salario por el mismo trabajo.

Cuando consumimos comercio justo, estamos apostando por un modelo socioeconómico diferente, y es que como consumidores/as tenemos poder para cambiar las normas del juego y conseguir entre todos y todas, un mundo más justo y solidario.

¿En dónde estamos?

En medicusmundi, se apoya el comercio justo dos espacios físicos: